Seleccionar página

La Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) considera que se han de eliminar determinadas sanciones administrativas a pymes y autónomos, pues a su juicio son desproporcionadas y presentan un “mero interés recaudatorio”. Unas medidas, critican, que en ocasiones llegan a colapsar a las empresas.

Por el contrario, esta organización cree conveniente restaurar la definición de dolo para la calificación de una sanción, ya que con el reconocimiento de la equivocación simple o negligente no se sanciona a la Administración. Del mismo modo, han pedido que se aumenten los mecanismos y plazos para rectificar las declaraciones por detección de errores por voluntad propia, modificando su calificación actual.

En paralelo, desde Asefiget han propuesto modificar los tipos y tramos del IRPF, rebajando los tramos inferiores y aumentándolos en la parte superior del impuesto. Tal iniciativa es justificada por parte de este colectivo en que es “absurdo” que se aplique, por ejemplo, el tipo del 46% a quien gana 60.000 euros e igualmente a quien gana un millón de euros.

Del mismo modo, esta asociación asegura que es necesario bajar el tipo general del Impuesto de Sociedades al 20% en el caso de las pymes. Un reclamo al que agregan la posibilidad de incentivar la creación de nuevas empresas y la consolidación de su crecimiento ampliando a cinco años el tipo de gravamen reducido del 15%.
Fuente: cincodias 18/1172015